NUESTROS TÉS E INFUSIONES




En Quiere Té, hemos hecho una selección de tés, con diferentes propiedades y composiciones para que puedas elegir la variedad que más te guste. Siempre pensando en el bienestar y la salud, te presentamos desde los tés más clásicos, como el té verde Lung Ching hasta las mezclas de frutas más exóticas. Todos y cada uno de nuestros tés, son de la mejor calidad, elaborados para que sus propiedades te aporten una mejora en el día a día. Si tienes cualquier consulta a cerca de nuestros tés, puedes escribirnos a quieretecb@gmail.com, estaremos encantadas de atenderte. A continuación, te explicamos como están clasicados nuestros tés para que de un rápido vistazo puedas escoger dentro de nuestra amplia gama.

Té Blanco

Gracias a su sabor y a su dispendiosa elaboración, el té blanco pertenece a los tés más finos. El inconfundible aroma suave del té blanco depende de la calidad de la cosecha y el cuidado en su elaboración. Al igual que el té verde, éste puede tener un efecto estimulante o tranquilizante. Contiene los mismos ingredientes curativos para el sistema inmunológico, pero con mayores concentraciones.

Té Amarillo

El té amarillo, Huang Da Cha, se obtiene de la planta Camellia Sinensis, y tiene su origen en China. Es muy apreciado aunque poco conocido. En un principio sólo estaba destinado al consumo de la familia imperial. Este tipo de té está entre el blanco y el verde. Se obtiene mediante un corto proceso de fermentación que se frena con calor seco. Ayuda a aumentar la capacidad de concentración, es vigorizante, ayuda en el proceso digestivo y aporta manganeso, calcio, hierro y fósforo, entre otros minerales.

Té Verde

La medicina tradicional del lejano oriente describe el té verde como un medio curativo contra muchos males corporales y psíquicos. Se dice que el té verde limpia el alma, contiene vitaminas A, B, B12 y C e importantes minerales como potasio y calcio. En el proceso de producción las hojas se dejan al vapor y se secan evitando que se rompan, para que el té mantenga su color y propiedades.

Té Oolong

A veces lo intermedio es simplemente lo más sabroso. Esto lo constatan los fanáticos del té Oolong (o Azul), el cual en cuanto a sabor y proceso de elaboración representa el punto intermedio entre el té verde y el negro.

Té Rojo

Se elabora con un proceso tradicional muy particular y poco conocido que no se realiza en ningún otro tipo de té. En realidad, el té rojo es un té verde, que posteriormente se cierra en unas barricas y al que se le inocula un tipo de bacterias seleccionadas para que lo fermenten. Tiene propiedades adelgazantes, antioxidantes, desintoxicantes, digestivas y es ligeramente estimulante y astringente.

Té Negro

El té negro no deja de asombrar por su diversidad en cada taza. Se distingue de los demás tipos de té porque a sufrido un proceso de oxidación y fermentación, lo que le da un color más oscuro a las hojas. Estos procesos determinarán las cualidades especiales del té negro. El té negro es el tipo de té que más teína contiene, sin embargo, su contenido sigue siendo mucho menor que el del café, una taza de té negro aporta la mitad de cafeína que la misma cantidad de café.

Rooibos

El rooibos es perfecto para calmar la sed, sabe bien caliente y frío, en cualquier momento, puro y aromatizado. No sorprende que sea la bebida nacional de Sudáfrica y que desde hace tiempo ocupe un lugar en las cocinas de los amantes del té. La infusión tiene una coloración rojiza y un sabor ligeramente dulce. Se utiliza como bebida sustitutiva del té ya que no contiene cafeína por lo que no tiene acción estimulante ni excitante. Su consumo  se presta especialmente para niños o durante el embarazo.

Tisanas

Las tisanas conjugan un efecto de bienestar con un sabor natural. Son también perfectas para calmar la sed y constituyen un gran número de variedades. No contienen cafeína (con excepción del mate) y son preciadas en todos los grupos de edad.

Mezcla de Frutas

Un jardín de frutas en una taza. Durante una tarde calurosa de verano como refresco helado en una terraza, o en la estación fría del año, como bebida aromática caliente frente al fuego de una chimenea crepitante.





PROPIEDADES DE LOS TÉS




Té Verde

El té verde se obtiene de las hojas de la planta Camelia Sinensis. Este té se distingue de los demás porque no ha sufrido un proceso de oxidación o fermentación. Por lo tanto, su calidad, aroma, sabor y demás cualidades vendrán determinadas principalmente por el tipo de hoja de la cual proviene. Generalmente las hojas suelen tener una coloración que varía de tonos más verde oscuros y pardos, hasta verdes claros y ligeramente amarillos. Propiedades: Adelgazante y antioxidante – el té verde contiene la epicatequina-galata, un tipo de catequina con alto poder antioxidante. Este componente tiene también un papel importante como reguladora del peso (retención de líquidos), por este motivo es un excelente aliado en dietas depurativas y de adelgazamiento. Tomar té verde con regularidad protege las grasas del organismo de la oxidación, ayuda a disminuir el colesterol y a prevenir la mala circulación. El té verde es muy rico en taninos condensados formados por antocianinas, estas tienen funciones protectoras sobre los capilares sanguíneos y especialmente sobre la salud de la vista. Estudios científicos han demostrado que el consumo habitual de té verde va asociado a una menor incidencia de caries dental. Astringente Cafeína: El té verde es el tipo de té que contiene menos teína, después del blanco. Una taza de té verde nos aporta 20mg de teína (una cuarta parte de lo que nos aporta una taza de café). Además por su riqueza en taninos la teína se absorbe progresivamente, por lo que sus efectos no son tan inmediatos como en el café. TIPOS DE TE VERDE: TE SENCHA El té Sencha es un té verde japonés. Se prepara a partir de la primera cosecha del año, en primavera, cuando nacen los primeros brotes. Tiene un sabor dulce, delicado y poca astringencia. Té de hojas grandes y muy aromático. Color de la infusión amarillo verdoso. Rico en clorofila y minerales como el calcio. TE BANCHA El té Bancha es un tipo de té verde japonés. Popularmente se le conoce como el té de los pobres ya que es el más económico de Japón. Las hojas de este té permanecen durante 3 años en la planta. Al recolectarlas finalizado este período se produce una pérdida de la teína, conservando sólo el 0,5 % Su sabor es más fuerte que el de otros tés verdes, recuerda un poco a la hierba fresca, refrescante. Propiedades: Debido a su contenido en hojas viejas y tallos se trata de un té muy rico en minerales y especialmente en magnesio, calcio, potasio y fluor. Además es uno de los tés con menos cafeína que existen. Al tratarse de un té con muchos minerales se utiliza para trastornos del sueño y de ansiedad, pues se combinan las propiedades del magnesio (relajante muscular natural) con un té que aporta dosis muy bajas de teína. Es aconsejable para estados de ánimo decaído, depresiones leves y cansancio físico. Ayuda a reponer los electrolitos y minerales del organismo sin producir  sobreexcitación nerviosa. También podemos utilizar este té para las personas con problemas de obesidad o hipertensión. TE GUNPOWDER El té Gunpowdwer un tipo de té verde originario de China, de la región de Zhejiang. Es uno de los más apreciados por los amantes del té, y el que se considera de mejor calidad entre los tés verdes. Se trata de hojas seleccionadas provenientes de la primera cosecha, que se enrolla formando pequeñas bolitas de color verdoso oscuro. El color de la infusión es verde oliva y su sabor es agradable, dulce y aromático. Tiñe el agua de color dorado verdoso. TE KUKICHA El té Kukicha, “té de ramas” o “té de tres años” es un tipo de té verde que se elabora con los tallos de la planta del té. Las ramitas se tuestan y así se obtiene un té verde casi sin teína y con un sabor cálido. Esta bebida se utiliza durante varias veces al día, es decir, las mismas hierbas se reinfusionan 3 o 4 veces. Su sabor es refrescante y recuerda un poco al aroma cítrico. El té Kukicha contiene solamente los tallos del te Bancha, que se cosecha a los tres años y  por ese motivo tiene prácticamente 0% de teína. Propiedades: Debido a su contenido en tallos se trata de un té muy rico en minerales, especialmente magnesio, calcio, potasio y fluor. Muy poca teína. Este té es uno de los predilectos en la dieta macrobiótica. TE MATCHA Es un tipo de té verde japonés que se utiliza tradicionalmente en la ceremonia de té japonesa.  Se produce principalmente en la región de Uji (Japón). Se elabora de las hojas de té que crecen a la sombra. Estas hojas crecidas con poco sol presentan un contenido muy bajo en cafeína y son ricas en polifenoles antioxidantes. Debido a que es un té crecido a la sombra, su coste es muy elevado, siendo uno de los tés más caros de Japón. El té Matcha es literalmente polvo de té, no un extracto, por lo que se consumen todos los componentes de la hoja de té y aporta todos sus beneficios.



Té Negro

El té negro es una bebida estimulante que se obtiene de las hojas de la planta del té Camelia Sinensis. Se distingue de los demás tipos de té porque a sufrido un proceso de oxidación y fermentación, lo que le da un color más oscuro a las hojas. Estos procesos determinarán las cualidades especiales del té negro. Propiedades: Estimulante – el té negro es el tipo de té que más teína contiene, sin embargo, su contenido sigue siendo mucho menor que el del café, una taza de té negro aporta la mitad de cafeína que la misma cantidad de café. Además, por su riqueza en taninos, ayuda a regular la absorción de la cafeína. Disminuye el colesterol en la sangre ayudando a prevenir la mala circulación. Estos efectos son aún más significativos que en el té verde ya que su contenido en antioxidantes es mayor. Hipotensión – el té negro aumenta la presión arterial debido a su contenido en teína, por este motivo, las personas con hipertensión o aquellas que se marean al ponerse de pie (hipotensión ortostática) pueden utilizar el té negro como remedio. Antioxidante – los antioxidantes del té negro son principalmente polifenoles.  Beber té se ha señalado como un factor protector frente a las cataratas, y en las personas fumadoras, las protege de la oxidación producida por el humo del cigarrillo. Diabetes – el té negro es uno de los tés más ricos en proantocianidinas, sustancia que a demostrado efectos hipoglucémicos para ayudar a regular el azúcar en sangre. Astringente

Té Oolong o Azul

El té Oolong es un tipo de té semifermentado, un intermediario entre el té verde y el té negro, que a sido sometido al proceso de fermentación igual que el té negro pero durante un tiempo menor. Este té es originario de la provincia de Fujian, en China. Contiene más téina que el té verde, aunque  menos que el té negro, por lo que es una bebida estimulante adecuada para tomar por la mañana y al medio día. Es de color rojo anaranjado y tiene matices de sabores afrutados, más suave que el té negro. Existen dos tipos principales de té Oolong: Té Ti-Kuan-Yin, producido en Fujian. Ha sufrido menos oxidación, por lo que conserva la mayoría de las propiedades del té verde. Té Formosa Oolong, producido en Taiwán. Se diferencia del anterior por el tiempo de fermentación, siendo este más oxidado y con un sabor más fuerte. Propiedades: Antioxidante – evita el envejecimiento prematuro y se le han atribuido propiedades anticancerígenas. En este sentido, posee propiedades contra la formación de algunos tipos de canceres, en especial de colon y recto. Digestivo – previene las malas digestiones y además es ligeramente estimulante para estar despejados por la tarde. Diurético – adecuado para la retención de líquidos. Adelgazante – contiene catequinas similares al del té verde, estos componentes tienen  un efecto termogénico y colaboran a la quema de grasas. Reduce el colesterol Protector de hígado Antihipertensivo Astringente Estimulante Refuerza las defensas



Té Rojo

El té rojo, igual que todos los tés, se obtiene de las hojas de la planta del té Camelia Sinensis, proveniente de China, de la provincia de Yunnan. Se elabora con un proceso tradicional muy particular y poco conocido que no se realiza en ningún otro tipo de té. En realidad, el té rojo se trata de un té verde, que posteriormente se cierra en unas barricas y se le inocula un tipo de bacterias seleccionadas para que lo fermenten. En función de si dicha fermentación se ha generado de forma natural o mediante tecnología para acelerar el proceso, se diferencian dos clases, el Pu-erh verde o el PU-erh negro, respectivamente. Se clasifica como un té posfermentado. Propiedades: Ligeramente estimulante – el te rojo contiene teína en cantidades bajas, esta propiedad le aporta un efecto tónico que se usa como regulador de las funciones corporales. Estimula las funciones del sistema nervioso y cognitivas, permitiendo un mejor rendimiento en situaciones en las que se requiere un esfuerzo físico o mental adicional. También se recomienda cuando hay cansancio, estrés o para tratar depresiones leves. Adelgazante – Se puede emplear en dietas depurativas y de perdida de peso. Su contenido en catequinas además de tener propiedades antioxidantes ayuda a  activar el metabolismo del cuerpo y aumenta la quema de grasas. También aporta beneficios para la salud cardiovascular ayudando a reducir el colesterol y los triglicéridos. Antioxidante  – protege las células de la oxidación producida por el tabaco, el ejercicio físico intenso o el estrés. Desintoxicante – el té rojo es un aliado perfecto para realiza planes de desintoxicación o dietas para el hígado. Digestivo – el extracto de té rojo ha demostrado inhibir el crecimiento de bacterias que causan diarrea. Astringente.



Rooibos

El Rooibos es una infusión que se elabora a partir de las hojas de la planta Aspalathus linearis. Es una planta originaria de Sudáfrica de la familia de las leguminosas. La infusión tiene una coloración rojiza y un sabor ligeramente dulce. Se utiliza como bebida sustitutiva del té ya que no contiene cafeína por lo que no tiene acción estimulante ni excitante nervioso. Su contenido en taninos es muy inferior al del té resultando una bebida menos astringente. Propiedades: Problemas digestivos – dolor de estomago, estreñimiento, nauseas, gastritis, diarrea, etc. Además es adecuado contra todo tipo de afecciones digestivas por su efecto antiespasmódico y antiinflamatorio. Antioxidante Insomnio – el rooibos es una infusión rica en magnesio, un mineral que contribuye a la relajación muscular  y a prevenir el insomnio. Problemas de piel – los fotoquímicos que contiene tienen un efecto preventivo contra el envejecimiento prematuro de los radicales libres. Este componente también puede ayudar a mejorar algunas patologías de la piel como: eccemas, picor, dermatitis, urticaria, alergias, manchas en la piel… además por su efecto antiviral ayuda a combatir la aparición de herpes simple. Problemas en los ojos – el rooibos es adecuado para ayudar a tratar los ojos cansados, perdida de visón, cataratas… Refuerza el sistema inmunológico Diurético – sus propiedades diuréticas vienen determinadas por su riqueza en minerales como el magnesio y el potasio y su bajo contenido en sodio. Es adecuado para personas que tienen tendencia a la formación de edemas. Caries dental – el rooibos contiene minerales (calcio, magnesio, zinc, hierro, manganeso, potasio…) que refuerzan el esmalte dental. Aliado para la osteoporosis y para el desarrollo óseo en jóvenes y niños. Previene problemas de las uñas.



Té Blanco

El té blanco es un té que se prepara solamente con las hojas seleccionadas más tiernas del brote de té, llamadas yemas o glden-tips. El nombre del té blanco alude a que estas yemas están recubiertas por un vello blanco. El té blanco es originario de China, donde antiguamente este era un té destinado solamente al emperador. Se produce solamente en la provincia de Fujian (China). Su procesado se realiza de manera artesanal, con lo cual es uno de los tés más caros. Se elabora de una variedad de planta diferente a los demás, la planta Camelia Sinensis, variedad Khenghe bai hao. La calidad del té blanco se mide por la cantidad de yemas que contiene, ya que algunos pueden tener también ramas y hojas mezcladas. El té blanco tiene un aroma y sabor suaves, agradables, frescos, aromáticos y afrutados. No tiene sabor amargo ni resulta astringente. Su contenido en teína es realmente bajo y  sus sustancias antioxidantes son muy superiores a los demás tipos de té. Propiedades: Antioxidante – las  propiedades del té blanco son principalmente antioxidantes debido a su enorme riqueza en polifenoles. Tónico –  prácticamente no contiene teína por lo que nos beneficiamos de los efectos tónicos de la planta sin los peligros excitantes de la cafeína. Adelgazante – estimula la quema de grasas y moviliza la grasa corporal. En estos casos es importante prepararlo sin azúcar (se puede utilizar estevia o edulcorantes) Sistema nervioso – tiene propiedades neuroprotectoras y puede ser útil en el tratamiento del estrés y l ansiedad. Disminuye el colesterol – el té blanco es el más recomendado para prevenir problemas de mala circulación, hipertensión, triglicéridos colesterol alto.